Buñuelos de calabaza.

alt"Buñuelos de calabaza"

 

Buñuelos de calabaza, una receta tradicional de la cocina valenciana y muy típica en Fallas.

Un poco de historia

En mi tierra, València y en el mes de marzo se celebran las Fallas de Valencia, una tradición arraigada y catalogada como Fiesta de interés Turístico Internacional.

Además de esto, en noviembre de 2016, la Unesco las inscribió en su Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Estas fiestas también son llamadas fiestas Josefinas o Festes de Sant Josep (en valenciano), ya que se celebran en honor de San José, patrón de los carpinteros, que era un gremio muy extendido en la ciudad cuando empezaron a celebrarse a finales del siglo XIX, y que conservó hasta la actualidad.

El día de San Josep, también es el Día del Padre.

Los Buñuelos de calabaza se convierte en  el dulce por excelencia, consumiéndose por miles.

En cada casa hay una receta y una forma de hacerlos, pero en esta ocasión la receta es muy muy antigua y quedan deliciosos.

Para preparar los Buñuelos de calabaza necesitarás:

INGREDIENTES PARA LOS BUÑUELOS DE CALABAZA

1 k de calabaza cocida.

1k de harina de fuerza.

50 g de levadura fresca de panadería.

1 sobre de gasificante ( de los dos colores)

Aceite para freír.

PREPARACIÓN

Para empezar a elaborar los buñuelos de calabaza lo primero que se debe hacer es cocer la calabaza, pelada y a trozos.

De esta forma se cuece más rápido.

Una vez que esté cocida la reservaremos para que se temple.

El agua de cocción no se tira, se utiliza para la masa.

En un recipiente ponemos parte del agua de cocer la calabaza y disolvemos la levadura fresca.

Ponemos la harina en un bol grande y añadimos la calabaza cocida, mezclamos bien y agregamos la levadura con el agua.

Continuamos mezclando y vamos añadiendo poco a poco el resto de caldo hasta que llegue a tener una consistencia  densa pero líquida.

Cuando ya lo tenemos homogéneamente mezclado es el momento de ponerle el sobre de gasificante de dos colores, volvemos a mezclar y dejamos reposar hasta que doble su tamaño.

Mientras tanto, ponemos a calentar abundante aceite.

No debe estar muy muy caliente para que no se queme la superficie y se queden crudos en el interior.

En Valencia, las personas que hacen buñuelos meten la mano izquierda en el bol de la masa y con la mano llena de masa aprietan y con la derecha recogen lo que sobresale, meten el dedo y lo dejan en el aceite caliente para que se quede el agujerito.

Esa es la forma tradicional de hacerlos, pero con o sin agujero están buenísimos.

También se coloca la masa en una manga pastelera con una boquilla ancha y se hacen perfectamente.

Os dejo un vídeo referencia de como se hacen, ya que explicarlo es complicado.

Me fijé en como lo hacía Loli Domínguez y al final me salieron.

Una vez fritos, se ponen sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y se pasan por azúcar.

Se toman solos o mojando en un chocolate caliente.

Sea como sea, están para repetir.

Un comentario

  1. I’m often to running a blog and i really appreciate your content. The article has actually peaks my interest. I’m going to bookmark your site and hold checking for brand spanking new information.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *