alt="COCAS DE CALABAZA"

Cocas de calabaza 

Cocas de calabaza , un dulce típico de la Comunidad Valenciana.

Este tipo de cocas suelen consumir durante todo el año, pero es muy común prepararlas en semana santa y en pascua.

UN POQUITO DE HISTORIA

En mi tierra, en Valencia se conocen también por el nombre de “Escudellaes”.

La razón de este nombre viene dado  por la forma de prepararlas, ya que cuando la masa está preparada, se va vertiendo sobre las obleas y se extiende por ellas con un cucharón de servir .

Pero vamos a la receta que estoy haciendo spoiler.

Para preparar estas Cocas  de calabaza vamos a necesitar lo siguiente.

INGREDIENTES PARA LAS COCAS DE CALABAZA

250 g de calabaza asada.

250 g de azúcar.

250 g de harina.

200 g de aceite ( oliva o girasol).

2 huevos.

Ralladura de limón.

Canela en polvo.

Un pellizquito de sal.

2 sobres de gasificante especial repostería.

Obleas.

PREPARACIÓN 

 Preparar las Cocas de calabaza es sencillo, aunque tiene algo de trabajo.

Empezaremos por asar la calabaza.

Para ello, partiremos la calabaza en dos y tal cual está la meteremos  al horno, con las pepitas y todo.

Este paso se puede hacer con antelación.

Una vez asada y fría, retiraremos las fibras que tiene encima junto con las semillas y pesaremos 250g de la pulpa.

Segunda preparación

Para reparar la Cocas de calabaza y darle su forma característica , en un bol grande pondremos la calabaza y el azúcar y mezclaremos bien.

Después añadiremos los huevos, el aceite, la pizca de sal y la ralladura del limón.

Mezclaremos todo hasta que se integren todos los ingredientes perfectamente.

Ahora iremos añadiendo la harina, mejor si está tamizada para evitar que se formen grumos, hasta obtener una mezcla homogénea.

Por último, añadiremos los dos sobres de gasificante de repostería.

Estos sobrecitos van de dos en dos, uno suele ser azul y contiene bicarbonato sódico, que es el gasificante y el otro es de color blanco y lleva ácido málico y ácido tartárico, el acidulante.

Volvemos a remover y lo dejamos reposando hasta que aumente de tamaño por el gas.

Mientras tanto, vamos repartiendo las obleas sobre las bandejas del horno.

Precalentamos el horno a 180 grados.

  Ya toca “escudellar” y hornear…

Para esta cantidad de masa, a mi me suelen salir unas 4-5 cocas.

Las obleas, son como las hostias que reparten los curas en misa, es más o menos esa textura pero más grandes.

Con un cucharón de servir, echamos la masa sobre la oblea sin llegar al borde.

Con la parte inferior del cucharón se va esparciendo la masa.

Una vez terminamos con la masa, espolvoreamos con azúcar y canela en polvo y las horneamos  unos 15 minutos más o menos, según el horno.

Hasta que queden doraditas.

Dejamos enfriar y solo queda probarlas.

Están deliciosas.

Si no encuentras las obleas siempre puedes poner la masa en un molde, igual que cualquier otro bizcocho.

Y ALGO MÁS…

La calabaza, es una hortaliza muy saludable, posee un montón de vitaminas como la C y la E, y del grupo B, como la B2, B6 y ácido fólico. también de betacarotenos.

Al mismo tiempo, es rica en zinc, potasio, hierro fósforo y magnesio.

Su consumo ayuda a mantener saludable el sistema inmunitario, nervioso, cardiovascular, digestivo y urinario.

Por otra parte, sus semillas también son un tesoro para nuestra salud.

 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *